sol

Esta construcción fue levantada como casa. El dueño de la casa, Antonio Gálvez, pasó su infancia en una de las pocas casas hechas por Luis Barragán en México. Barragán es considerado como el arquitecto mexicano mas destacado del siglo XX. La Casa Sol y sus jardines están inspirados por la casa de la ciudad de México. Los arquitectos en Morelia, Jorge Solórzano y Laura Carballo, estuvieron de acuerdo en seguir el estilo minimalista de Barragán, incorporando, desde luego, sus propios estilos personales. Ambos diseñadores, admiran la obra de artistas michoacanos como Alfredo Zalce (Laura estudió arte con él). Jorge fue director del Museo y Casa de las Artesanías en Morelia por varios años. Su aprecio por el arte local lo puso en contacto con muchos artesanos anónimos, cuyo trabajo ayuda a decorar los espacios.

Los materiales usados para construir la Casa Sol son naturales. El tipo de tepetate usado puede observarse en algunos muros que no fueron pintados sino martelinados. El grosor de los muros es de casi cuarenta centímetros, teniendo el más grueso lo doble. Los techos son mas altos de lo común, al estilo de Barragán. Todo esto contribuye a mantener fresco el interior de la construcción. El primer vitral en Casa en el Campo se hizo para ésta área. Es muy alto y translucido para no obstaculizar la vista que se tiene del jardín desde el lobby. Su autor: el artista alemán Bert Glauner, sigue trabajando aun en nuevos desarrollos del hotel.